La manera de ahorrar comprando material escolar 

El curso está casi por acabar, y somos muchos los padres los que ya pensamos en el que viene, la verdad es que para mi es inevitable, puesto que ya me da por pensar en todas las cosas que tengo que comprar, puesto que tengo que renovar uniformes, debo comprarles zapatos, chándal, deportivas, y además todo lo necesario para llenar la mochila. Yo no se al resto, pero a mi cada año se me hace más cuenta arriba llenarla, me doy cuenta que tengo que ir guardando dinero de aquí y de allí para que luego no me pille desprevenida y a pesar de que muchas madres me han dicho ya que si no busco la manera de ahorrar, la verdad es que no se ni por donde empezar ni que narices tengo que hacer, así que pedí consejos y esto es lo que me han ido contando, lo digo para que otras madres como yo, puedan tomarlos prestados y así usarlos en su propio beneficio, veréis como es verdad que se puede llegar ahorrar de verdad.

En primer lugar, es bueno comenzar a reciclar, saber que hay veces en las que lo que contienen los estuches de nuestros hijos todavía tiene mucha batalla, somos muchas las que por el hecho de estar usadas las tirábamos o las dejábamos en casa, y desde luego pueden volver con ellos de la misma manera ya que su uso es todavía muy largo.

No pasa nada porque repitan estuche, o tijeras, si hacemos caso a los niños en ese sentido los gastos pueden ser muy elevados, si todo esta en buen estado puede volver a la escuela sin problema sin tener que renovarlo.

En el caso de que haya que comprar cuadernos, agendas, o alguna cera o bolígrafo, es mejor decantarse por sitios webs como mercamaterial en su defensa tengo que decir que trabajan con las marcas de toda la vida y con unos precios bastante económicos, por lo que interesa hacer las compras a través de ellos.

En cuanto a la ropa si no la pueden ir heredando no nos va a quedar de otra que comprarla, es inevitable que crezcan y que se le quede pequeña, pero vamos que con lo que ahorramos en material escolar podemos invertir en todo lo necesario para que nuestros retoños vayan bien vestidos.